Cómo profesionalizar tu dominio del Poker

Coach de Poker

Es absolutamente imprescindible aprender de los mejores jugadores del mundo si aspiramos a llegar a algo importante en el mundo del poker. Para ello, no solo es recomendable jugar al poker online de forma casi diaria, sino también leer libros, conocer estadísticas, manejar la probabilidad del juego y dominar diversas tácticas. Pero a pesar de ello, siempre hay personas que quieren ir un paso más adelante. El siguiente nivel en nuestro aprendizaje puede ser la contratación de un coach de poker.
Un coach de poker es un jugador de alto nivel que nos ofrece sus consejos y ayuda de forma personalizada para mejorar los puntos débiles de nuestro juego. Muchos de estos coach son jugadores profesionales que han llegado muy lejos en torneos internacionales y que en ocasiones han ganado cantidades millonarias. Los coach pueden variar en precio, calidad y currículum, pero en muchas ocasiones son una apuesta acertada si se cuenta con el presupuesto necesario para acceder a uno.
Si hemos notado que nuestro juego se ha estacando últimamente, y que no avanzamos hacia ese estado de forma que consideramos básico para acceder a nuestros torneos objetivo, no es en absoluto mala idea contratar los servicios de un coach. Esta persona no solo se limitará a contestar nuestras dudas u ofrecernos simples consejos: en la mayoría de casos, analizará nuestras manos detenidamente en partidas del pasado y nos dirá cuál hubiera sido la mejor opción en base a nuestras cartas. Todos los jugadores tienen puntos débiles que corregir, y si contamos con la ayuda de un jugador de alto prestigio, nuestra calidad puede avanzar a pasos agigantados.
Además, debido al hecho de que todos los jugadores de poker son autodidactas en cierto modo, siempre se crean manías e incomprensiones respecto al desarrollo del juego. Un guitarrista o un pianista avanza de forma mucho más rápida con la ayuda de un profesor que aprendiendo a tocar el instrumento por su cuenta. De la misma manera, un profesional del poker que nos presta sus servicios nos puede ayudar a mantener una hoja de ruta adecuada según las condiciones de la partida y la fase, corregir nuestras manías o ayudarnos a resolver situaciones en las que nos sentimos confusos y ponemos peligro la integridad de nuestro bankroll por puro desconocimiento. En definitiva, un coach de poker puede ser la diferencia entre ser un jugador aficionado o uno profesional que da sus primeros pasos en los torneos de mayor prestigio.